lunes, noviembre 28, 2005

Autismo y falsedad del relativismo cultural

El posmodernismo es una mezcla de neomarxismo, constructivismo, desconstruccionismo y subjetivismo. Aunque no existe un paradigma dominante entre estas tendencias, todas comparten el desprecio por la razón y la ciencia y concuerdan en la tesis relativista que asevera que no existen verdades universales sino relativas al individuo o acuerdos intersubjetivos dentro de grupos sociales.

Afirma que no existen verdades universales pero a la vez pretende la universalidad de dicha aseveración. Asegura que las ciencias son unas construcciones sociales que no se distinguen de otras narraciones, e inmediatamente se trepa a un contradictorio plano de superioridad que proyecta como trasculturalmente “verdadero”, superior a cualquier mito. A pesar de las claras diferencias epistemológicas entre las ciencias y las tecnologías, el relativismo las ubica en un impreciso campo que llama tecnociencias, término que responde más a sus intereses que a la realidad. Calcando el discurso de moda en las universidades norteamericanas y francesas, tiene la desfachatez de acusar a los científicos vernáculos de ser funcionales al imperio, sin mostrar siquiera un burdo bosquejo de prueba.

Impulsado por una suerte de paranoia neomarxista, el relativismo cultural equipara lo externo con el enemigo y se cierra en un exacerbado regionalismo en el que únicamente lo local es bueno y seguro. De esta manera es posible empezar a comprender el nazismo de Martín Heidegger y el apoyo de Michel Foucault a todas las corrientes autoritarias de su época. No podría decirse que los valores del relativismo “atrasen”, como a veces se afirma, respecto de los que componen el ethos mertoniano de la ciencia, pero sí que son incompatibles.

domingo, noviembre 20, 2005

El conocimiento nos hará libres

ARP - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, por medio de su blog para el Avance del Pensamiento Crítico promueve el siguiente manifiesto que, demás está decir, suscribo punto por punto.

El texto tiene algunas puntualizaciones localistas (ARP-SAPC es una asociación española), sin embargo, me parece que a un lado de los nombres puntuales, toda hispanoamérica está sumergida en la problemática cultural que el manifiesto denuncia.

Manifiesto por la cultura veraz

La evolución de la sociedad depende de su cultura y, en nuestros tiempos, buena parte de la cultura depende de los medios de comunicación. Los medios de comunicación deben, por tanto, presentar la realidad de forma correcta, utilizando los hechos y razonando a partir de ellos. Evidentemente, los razonamientos relativos a la política, a las actuaciones de los gobiernos son incompletos y su análisis suele llevar incorporada una componente subjetiva dependiente de la persona que realiza el análisis. Sin embargo, cuando se seleccionan los hechos y se mezclan con la finalidad de obtener una conclusión, el resultado es manipulación.

Cuando hablamos de otro tipo de conocimientos como los históricos, los técnicos o los científicos, la actitud ante los hechos cambia: la ciencia, la tecnología, la historia o la lingüística se basan en el análisis sin prejuicios de los hechos. Pero, de igual forma que debe analizarse sin prejuicios tampoco debe hacerse desde la especulación. Los métodos que han desarrollado las distintas ramas del conocimiento han permitido, permiten y permitirán que nuestro conocimiento crezca.

En los últimos años hemos ido descubriendo cómo muchos medios se desviaban hacia la manipulación política, hacia programas pseudocientíficos que no sólo no aportan cultura a la población sino que la proveen de datos o análisis manifiestamente erróneos o contrarios a los hechos conocidos, de los que se deducen teorías claramente y evidentemente falsas. Estas falsas especulaciones basadas en datos seleccionados y manipulados son una de las fuentes de la incultura.

La mayoría de los medios de comunicación han caído en la creación de programas o secciones pseudoculturales o pesudocientíficas: secciones de ocultismo o astrología, programas pseudocientíficos o documentales pseudocientíficos. En estas secciones y programas no se salva ninguna de las ramas del conocimiento. Así, asistimos a programas que manipulan la historia, periódicos que le dan pábulo a las predicciones de los astrólogos no sólo en secciones sino también en artículos, pseudohistoriadores que falsean o se inventan datos para obtener beneficios, programas televisivos que con el fin de crear un misterio son capaces de obviar la realidad.

En este contexto es en el que nació hace breves fechas un nuevo canal, el Canal 4. Muchas personas esperábamos un canal que no cayese en estos vicios comunes en la mayor parte de los medios de comunicación. Sin embargo hemos podido que no sólo no es así, sino que en este canal aparecen varios programas pseudocientíficos plagados de mentiras, falsos datos o especulaciones más que surrealistas. Hemos visto un programa dirigido por una de las más grandes figuras actuales de la pseudociencia: Iker Jiménez, centraba su programa en el desconocimiento. Hemos visto cómo inventaba datos o los interpretaba desde el desconocimiento o desde el conocimiento manipulado.

Es comprensible que una nueva cadena necesite presentar programas que atraigan y fidelicen audiencia pero esto no debe de hacerse a cualquier precio: el fin nunca ha justificado los medios. Un canal que nace con vocación de formar e informar no puede ni debe tener este tipo de programas. Un programa en el que se afirma que el hombre nunca llegó a la luna y simultáneamente se afirma que el Apolo 11 en su viaje a la luna detectó un OVNI por parte de una persona que, simultáneamente afirma en uno de los alunizajes se descubrieron construcciones alienígenas no sólo no debería tener ningún tipo de crédito sino que debería de ser fulminantemente eliminado de la programación.

En este país tan carente de formación científica, con una clara pérdida de cultura media en la población y con una carencia crónica de programas de divulgación del conocimiento entretenidos, la existencia de este tipo de programas no sólo no incrementa lacultura media de la población sino que la disminuye a través de datos erróneos o de especulaciones absurdas. La finalidad de este mundillo de lo misterioso, lo paranormal, la ciencia alternativa o la medicina alternativa necesita de una población desinformada para obtener de ella lo que pretende: beneficios económicos.

En estos programas habría que recordar el principio de economía que enunció Hume hace mucho tiempo y que puede resumirse como: afirmaciones extraordinarias necesitan pruebas extraordinarias. ¿Qué significa esto?. Si en uno de estos programas se afirma haber visto una vaca no hace falta aportar prueba ninguna pues nadie va a dudar de tal hecho dado que es cotidiano. Si se afirma que se ha visto una vaca corriendo a 60 km/h pues es necesario aportar pruebas pues, probablemente, esa vaca sea la que tiene el récord de velocidad vacuno. Si lo que se afirma es haber visto a una vaca volando por sus propios medios pues entonces hay que aportar pruebas extraordinarias para tal afirmación. Así se ha comportado siempre el avance del conocimiento.

Una frase para la reflexión sería: "el conocimiento os hará libres".

Por estos motivos este manifiesto pide a los medios de comunicación:
1. La eliminación de programas pseudocientíficos.
2. La creación de programas culturales entretenidos: de historia, ciencia, tecnología o cualquier otra rama del saber.
3. La eliminación de secciones basadas en la superstición: astrología, cartomancia o cualquier otra superstición.
4. El asesoramiento o supervisión en materias relacionadas con el conocimiento por parte de expertos externos e independientes en las correspondientes materias.
5. Que se separen los hechos de las opiniones o especulaciones propias del conductor del programa o la sección correspondiente.

viernes, noviembre 04, 2005

Evolucionismo vs. creacionismo: tres libros on-line

El argumento que la evolución debería pensarse como una 'teoría, no como un hecho' confunde el uso habitual de estas palabras con el uso científico. En ciencia las teorías no se convierten en hechos por medio de la acumulación de evidencias... las teorías son los puntos finales de la ciencia. En este sentido, la evolución es una de las teorías científicas más poderosas y útiles con las que contamos.

Science and Creationism: A View from the National Academy of Sciences


Irracionalismos los hay de varios tipos no excluyentes: posmodernismo, religión, misticismo oriental, etc. y si bien es dificil extraer una caracterización particular que los mida, todos coinciden en obstaculizar el acercamiento a la ciencia, exponente máximo del pensamiento racional.

La batalla entre el evolucionismo y el creacionismo es uno de los ámbitos actuales en el que los contendientes están en pugna por captar la atención del público, pero mientras que al oscurantismo religioso le alcanza salir en los medios de comunicación para convencer de forma rápida y emotiva, a la ciencia le son necesarios espacios más calmos y la plena atención de los receptores, quienes, además, deben estar dispuestos a pensar. Porque para comunicar el conocimiento científico no hay que convencer sino demostrar, y para demostrar primero hay que saber. Los libros que enumero a continuación nos introducen en el campo de la ciencia de la evolución biológica, espero que los disfruten.

Los libros

The National Academies acaba de hacer una re-edición de tres libros fundamentales para la enseñanza de la evolución en las aulas. Los precios de la edición en papel son un verdadero regalo (34.16 dólares por el conjunto); sin embargo, la institución pone a disposición de todo el mundo la versión libre y gratuita en formato pdf de los tres volúmenes:

Science and Creationism: A View from the National Academy of Sciences, Second Edition: Breve y claramente este libro explora la naturaleza de la ciencia, revisa la evidencia del origen del universo y la Tierra y explica el conocimiento actual de la evolución biológica. Establece inequívocamente que el creacionismo no tiene lugar en ningún currículum científico en ningún nivel.

Teaching About Evolution and the Nature of Science: Escrito para docentes y padres. Este libro describe cómo la evolución revela tanto la gran diversidad como la similaridad entre los organismos de la Tierra; explora cómo los científicos abordan el tema de la evolución e ilustra la naturaleza de la ciencia como una forma de examinar el mundo natural.

Evolution in Hawaii: A Supplement to Teaching About Evolution and the Nature of Science: Siguiendo los pasos de las vías evolutivas en Hawaii, este libro ilumina los principios generales de la biología evolutiva y ofrece poderosas conclusiones acerca de la ocurrencia de la evolución, sus mecanismos y sus cursos. Este libro práctico ha sido específicamente diseñado para estudiantes de secundaria para brindar un conocimiento más profundo de la evolución utilizando ejercicios con datos genéticos reales.

Todos en: Tools for Understanding Evolution (National Academy of Sciences, 3 book set)